Iván Vicente corta una oreja de ley en Madrid

Tenía que salir un sobrero de Cortijo de la Sierra en Las Ventas , a la postre el mejor pues la corrida de Martin Lorca fue toda una decepción.

E Iván Vicente demostró su categoría y el toreo que exhibió mostró que es para tenerlo en cuenta. No solo cortó una oreja sino que dejó una grata impresión entre los aficionados venteños. Ya nos había dibujado un torero serio y de marca mayor en su presentación en Colombia tanto en Tuta como en Lenguazaque a comienzos de año.

El maestro Amorós dice del torero de Soto del Real : En el último, un sobrero de Cortijo de la Sierra, Iván Vicente cuaja una gran faena, corta un merecido trofeo y deja una magnífica impresión.

Zabala de la Serna en El Mundo habla de la cadencia de Iván Vicente : Devolvió el presidente al sexto por sus reiteradas caídas ya en banderillas y la concienzuda brega de la cuadrilla de Iván Vicente. Un acierto finalmente. El sobrero de Cortijo de la Sierra, también con los cinco años cumplidos y feo de hechuras como el pliego de condiciones de Las Ventas. Sólo que entre sus estrechas sienes -por ahí se salvaba- habitaban buenas ideas. La clase de Iván asomó en el prólogo de faena y en los lentos derechazos que siguieron. Y en la izquierda que esperaba la embestida dormida. Iván Vicente lo gozó como si de un concierto unplugged se tratase. Un recital acústico. Una interpretación íntima de su repertorio. Los últimos muletazos por bajo fueron colosales. Por cadencia y temple. Llovía de nuevo. Un estoconazo cortó la misma lluvia. Y la oreja.

Cultoro señala : El sobrero de Cortijo de la Sierra embistió humillado, con entrega y fijeza en la muleta, y, sobre todo, con mucho temple. Iván Vicente le imprimió torería al inicio con la muleta para después torear por el pitón derecho. Luego al natural el toro exigió aún más despaciosidad. De vuelta con la derecha, el tercer muletazo fue siempre el mejor, largo y templado. El final llegó con fuerza a los tendidos. La estocada y el acierto con el descabello aseguró el premio. Ya había escuchado palmas con el tercero de Martín Lorca. Especialmente por el izquierdo surgieron naturales muy ligados.

Aplausos dice sobre la fanea de Iván Vicente al destacar que el torero pide sitio : Buen capote, suave, cuidado, de nuevo de Iván Vicente en el sexto, un toro con mucha clase pero que se estrelló en el burladero y empezó a dar señales de notable debilidad. Empezaron las protestas y, tras perder las manos en banderillas, fue devuelto. Pero a Iván Vicente no le importó si era el titular o el sobrero de Cortijo de la Sierra. Empezó con doblones de lujo para llevarlo a los medios y siguió con tandas llenas de despaciosidad, de cadencia. Dándole sus tiempos y respetando las distancias que el toro pedía. No era fácil, exigente en ritmos y en toques. Pero supo qué teclas tocar Iván Vicente. De postre, remates por abajo de cartel que hicieron vibrar al respetable. Y estocada entera. El único "pero", que tardó en caer el toro y necesitó descabello. Oreja tras aviso.

RESUMEN
Plaza de toros de Las Ventas. Corrida de toros estival. Un cuarto de entrada.

Seis toros de Martín Lorca.

Uceda Leal, ovación y saludos con división.

Ricardo Torres, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.

Iván Vicente, palmas y oreja.

Categoria: