Intensa corrida de rejones en Leon con Hermoso , Moura y Manzanares

LUGAR: Plaza de toros Leon Arena de LEON (LEON).

ENTRADA: Media plaza

Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación); Joao Moura Jr (ovación y oreja); y Manuel Manzanares (silencio tras dos avisos y palmas).

GANADERIA: Toros de Ruferser de Peñaranda.

CABALLOS UTILIZADOS POR HERMOSO

Primer toro de la Ganadería de Ruferser de Peñaranda, número 10, 525 Kg, de nombre Boticario: De salida BARRABAS (1 rejón de castigo); en banderillas DUENDE (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio INTRUSO (dos cortas y dos rejones de muerte y dos descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Ruferser de Peñaranda, número 8, 669 Kg, de nombre Ranito: De salida BARRABAS (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y para el último tercio SHERPA (3 cortas y tres rejones de muerte y un pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: CHURUMAY.

COMENTARIOS. León es una ciudad que tiene para Pablo Hermoso de Mendoza unas connotaciones de tipo familiar, ya que de esta provincia española era natural su abuela materno. Eso hace que el navarro sea especialmente querido en estos lares, lo cual hace a su vez que el jinete este muy a gusto en todas sus intervenciones.

De hecho en las quince tardes que ha actuado en el León Arena, solamente en dos de esas ocasiones ha abandonado el coso andando por la puerta de cuadrillas. Y precisamente esta tarde ha sido una de ellas a pesar de que cuajó al segundo toro de forma magistral pero no estuvo acertado a la hora de despacharlo. Fue el toro de más presencia de la corrida, con casi setecientos kilos de romana pero de noble condición y con movilidad hasta el final. Un toro que pronto tomó la llamada de BARRABAS que lo fue parando en redondo entre la polvareda del coso. Muy templado y dejándoselo llegar para torearlo muy despacio antes de colocar los rejones del castigo. Después de torearlo con la bandera y dejarlo muy medido, comenzó el tercio de banderillas con DISPARATE y la tarde tomó altos vuelos de toreo caro. Vueltas completas al ruedo con el caballo galopando de costado y el toro buscando una cola que luego se iba cambiando de lado con abaniqueos en golpes de grupa, dando majestuosidad a la hermosina. Toro y caballo casi tenían la misma altura como quedaba patente en cada una de las reuniones que DISPARATE preparó en los medios, llegando muy cerca del astado y dejándose llegar los pitones al mismo pecho. DONATELLI terminó un tercio que no descendió de intensidad sobre todo cuando comenzó con las piruetas en serie, esperando mucho al toro para ajustar terrenos y darle emoción a los giros y que terminaron por hacer que el público olvidara la merienda. Sorprendió la fuerte apuesta que Pablo realizó en el último tercio y que fue decidirse por un debutante como SHERPA. Un hijo de UNAMUNO que apenas lleva en el carretón de casa un mes y que esta tarde hizo su debut ante lo que podía ser un triunfo sonado. Acertó Pablo con las cortas, todas colocadas al primer intento, pero desgraciadamente no sucedió lo mismo con el rejón de muerte con el que no pudo reunirse bien hasta el cuarto intento.

Con el primero, el garbanzo negro de la tarde, Pablo tuvo que bregar ante su mansedumbre y defenderse de sus arreones a la altura de la cintura. BARRABAS, DUENDE, DALI e INTRUSO se la jugaron en todo momento para desgraciadamente sacar poco en limpio. Fue el único toro malo de un muy buena corrida de Rufenser de Peñaranda.

MOURA Y MANZANARES

Cayó de pie en León el mayor de los hermanos Moura, Joao quien se presentaba en la plaza. El segundo fue un buen toro con movilidad y son que permitió lucirse al cavaleiro, sobretodo en las cortas con un carrusel sin salirse de la suerte, pidió dos extra, el descabello y el rejón trasero se llevaron la oreja que a buen seguro tenía en el esportón.

Manuel regresaba a las arenas tras varios años, con renovada cuadra, alargó por momentos la faena sin torear, rectificó a tiempo con las banderillas en las que se gustó lidiando sin rehilete, tres rejones de muerte no bastaron teniendo que hacer uso del descabello sonando un aviso, sonora pitada la que se llevó con el toro aún vivo.

Vino Disparate a poner las cosas en su sitio, a decir aquí estoy con esas hermosinas que son verdaderas verónicas de un capote, templó el buen tranco del toro e hizo despertar a la plaza que para entonces apuraba el bocata, Donatelli lo refrendó con las batidas y las ajustadisimas piruetas, en falta habrá echado Pablo a su Pirata con el de muerte, tuvo que hacer uso de tres rejones al pinchar en varias ocasiones, saludó desde el tercio una cariñosa ovación.

Y Moura vinó a la ribera del Bernesga a quedarse, faena compacta y de riesgo, dejó las banderillas en un palmo, batidas a pitón contrarío rematadas con piruetas que hicieron las delicias del tendido, hizo guardia el rejón de muerte, a pesar de ello el toro dobló y se pidió la oreja que tardó en conceder el presidente por miedo a dar una segunda.

Categoria: