Homenaje a un hombre de plata, Juan Nepomuceno Gonzalez Castro

Le conocimos como "El Puno Viejo " para diferenciarlo por aquel entonces ( años a ) del brillante sobrino Jaime que despuntaba como novillero y lo confirmó como matador de toros, escalafón donde llegó a codearse con figuras de su tiempo como El Cordobés....

Juan empezó en el matadero, se iba con una ruana y a modo de muleta componía unas faenas que sus colegas festejaban.....No llegó a tomar la alternativa pero se convirtió en un brillante subalterno. Su capote era apreciado, sabía torear por los costados y tenía una técnica muy personal para dejar al toro en el sitio que el matador al que iba a su servicio le pedía.....

Pasaron los años y a las fatigas del cuerpo se sumaron los achaques propios de la edad aunque no decreció en su afición......Ya la profesión no era viable..........Como dije en otra nota, murió con la misma discreción, casi monjil como vivió...

Le pedí al maestro Brillón, su amigo, que hiciera un apunte y es lo que refleja el espíritu del retratado....Así lo vio Brillón, lidiando Juan cerca de los pitones, manejando bien la capichuela para que el toro no le ganara la acción.....

Eterno descanso para un hombre afable y miembro de nuestra familia taurina..

Categoria: