Hermoso revoluciona Evora, en Portugal

Segundo año consecutivo que Pablo Hermoso de Mendoza consigue colocar el cartel de “esgotado” en las taquillas de la plaza de toros de Evora. El año pasado hablábamos del hecho histórico como era que por primera vez desde que la plaza se remodeló, se había agotado las entradas con la presencia del rejoneador navarro y este año, para que no parezca casualidad, lo ha vuelto a colocar y ha dejado a gente fuera sin poder acceder al coso.

Así todos los que accedieron, desde luego que se divirtieron con la labor de los dos más grandes que ha dado el toreo a caballo en los últimos años, Joao Moura y Pablo Hermoso de Mendoza y con las evoluciones de uno de los más firmes valores de Portugal, como es Joao Ribeiro Telles, heredero de una de las sagas con más tronío en este país.

Hermoso de Mendoza brindó su primero al cabo de los Forcados de Évora, Antonio Alfacinha, que cumplía su última pega precisamente en este toro que lidiaría Pablo y que salió muy bravo de chiqueros a buscar a NAPOLEON y a dejar que este lo fuese atemperando a base de doblarse y de dejárselo llegar. A medida que lo llevaba toreado el astado fue templando esos bruscos inicios y dejándose guiar por la cola siempre sabía de NAPOLEON. Colocó dos farpas, de plaza a plaza, llegando muy encima del toro y saliendo rematando la suerte, como mandan los cánones de la tauromaquia en el país que más escritos y leyes tiene sobre esta especialidad. Había ganas de ver por aquí a BRINDIS, un caballo que ejecuta una suerte muy ajustada y muy frontal y por lo tanto muy del gusto de este aficionado. Lo confirmó y se presentó con muy buena nota BRINDIS dejando tres banderillas en lo alto y al máximo de justeza, clavando en el mismo estribo.

Llevó templado al astado de Pasanha, que no tenía mucha continuidad pero al que el caballo insistía y le provocaba en unos terrenos tan cercanos que no le quedaba otra que embestir. Sustituyó a BRINDIS por JANUCA y la lidia cambió de estilo, ahora más en redondo, más templada y llevando al toro cosido al estribo. Curiosamente con JANUCA el astado pareció ir a más y terminó firmando momentos de mucha brillantez al galopar templado buscando a un caballo que tiraba de él. Tocaron cambió con la primera banderilla de JANUCA, pero el público puesto en pie solicitó una más y luego otra, haciendo que el navarro colocara dos banderillas más de las que le presidencia en un principio apremiaba. Al final y después de la última pega del Forcado Antonio Alfacinha, ambos dieron una triunfal y aclamada vuelta al ruedo, alargada con un saludo al que Pablo tubo que regresar cuando ya se había retirado al callejón.

El quinto de la noche tuvo un comportamiento muy distinto, haciendo a Pablo y a los caballos sacar lo mejor de sí y sobre todo su parte más técnica para disimular todas las complicaciones que tenía y que mostraron a un Hermoso de Mendoza pletórico, magistral y sobre todo sacando una faena a la altura de la expectación ante un toro que dio ni una sola facilidad. Desde los inicios le costaba tomar la llamada de ALQUIMISTA y siempre que acudía salía suelto hacia tablas, hacia su querencia. ALQUIMISTA lo sacó tantas veces como necesitó para colocar las dos farpas y a base de salir llevándolo muy cerca lo mantuvo en los medios el tiempo justo. Una vez a DISPARATE le iba a tocar lidiar y mucho y el caballo se colocó el mono de trabajo y comenzó a sobar al toro, a medir sus embestidas acortando los terrenos y a meterlo poco a poco en la muleta aunque no quisiera. Comenzó clavando banderillas dejándose ver, desde lejos, para luego alternar otras muy en corto, dando la ventaja que el toro buscaba pero que el caballo vencía. El caballo se iba apoderando del escenario a base de temple y de torería, todo ello a pesar que no pudo lucir su particular “hermosina” porque el toro no seguía lo suficiente.

Cambió el brillo de la “hermosina” por los embroques frontales y las pasadas toreando con el pecho. Después de cuatro banderillas, Pablo salió con DONATELLI y la lidia no bajó de intensidad, sino casi podemos decir que subió. Hermoso salió con la intención de cerrar tercio con una banderilla y al final el público le exigió hasta tres e incluso una cuarta que al final no concedió al palco. Y es que DONATELLI puso emoción a cada embroque, llegando a los terrenos del toro que esperaba para salir con brusquedad al embroque y después del este, el caballo giraba en piruetas aprovechando la querencia del toro hacia los adentros, pero jugándosela por terrenos muy cercanos a las tablas. Intensidad total la que puso en su actuación DONATELLI que mostró el momento de madurez en el que se encuentra. Al final nueva vuelta al ruedo y una nueva noche triunfal del jinete navarro en tierras portuguesas.

RESUMEN DE EVORA

: Plaza de toros de EVORA (PORTUGAL).

ENTRADA: No hay bletas

RESEÑA: Joao Moura (vuelta y vuelta); Pablo Hermoso de Mendoza (vuelta y vuelta); y Joao Ribeiro Telles (vuelta y vuelta).

GANADERIA: Toros de Pasanha.

Categoria: