Hermoso, padre e hijo, lucen en Mejanes, Francia

Plaza de toros de MEJANES (FRANCIA).

ENTRADA: Lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas); Lea Vicens (silencio y oreja); y Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y palmas).

GANADERIA: Toros de Hermanos Sampedro (1, 2, 4 y 5) y novillos de Carmen Lorenzo (3 y 6).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Hermanos Sampedro, número 14: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y DECO (2 banderillas); y para el último tercio NEVADO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Hermanos Sampedro, número 11: De salida ALQUIMISTA (1 rejón de castigo); en banderillas JANUCA (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio NEVADO (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

Primer novillos de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 36: De salida NAPOLEON (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y BACO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo novillo de la Ganadería de Carmen Lorenzo, número 9: De salida BARRABAS (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y DONATELLI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo y tres descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: DECO, CHURUMAY y JANUCA.

COMENTARIOS. Pablo Hermoso de Mendoza obtuvo su quinto Rejón de Oro en una tarde muy especial porque suponía el debut en Francia de su hijo Guillermo. Se sintió la competencia entre los dos, aunque no rivalizaron por el trofeo, porque al premio estaba en juego entre el progenitor y Lea Vicens. Al final fue una hermosa fiesta para los navarros porque ambos abandonaron el coso de Mejanes en hombros, firmando Guillermo su tercera puerta grande en tres actuaciones.
El astado que abrió plaza era un toro bajo de hechuras y bizco del pitón derecho, lo que condicionó mucho su deambular por el ruedo, cortando mucho siempre el paso por ese lado. Tuvo buen son y dio su mejor medida en la primera parte del tercio de banderillas. Pablo brindó el primer toro al también rejoneador y ahora empresario, Luc Jalabert. El astado salió de chiqueros directo hacia donde estaba CHURUMAY que pronto aprovechó ese ímpetu para templarlo con la cola y torearlo en largo. Por el pitón derecho el toro se dejaba hacer, pero por el izquierdo se ponía por delante, teniendo que resolver el caballo más de una situación complicada. Con BERLIN llegaron los mejores momentos de la lidia cuando llevó al toro cosido a su cola en un galope de costado muy templado y midiendo muy bien el galope del astado. Lo remató por los adentros en una caganchina precisa. Eran los mejores de una lidia a la que le faltaba un poco de pimienta. Cerró con otro caballo que rebosa técnica y toreo asilvetado, como es DECO y que dibujó precisas y preciosas pasadas toreado con el pecho y pasándose al toro muy cerca. Adornos de doma y a por el tercio final ahora con NEVADO, donde las banderillas cortas pusieron la chispa y la emoción y que fueron rematadas con desplantes sobre el testuz, todo ello antes de matar de un rejonazo algo trasero y saludar desde el tercio en una faena para la que se pidió la oreja, más sonoramente que pañoladamente y que no fue atendida por la presidencia.
Guillermo lidió un primer novillo que pronto dejó ver sus carencias físicas. Muy templado pero sus escasas fuerzas le hacían rodar por la arena cada vez que el jinete le exigía. Eso mostró a un torero maduro a pesar de su juventud y se le vio parando al toro con una solvencia y con una justeza a lomos e NAPOLEON que ya mostraban al público parte de sus credenciales. Un rejón de castigo colocado de poder a poder y llegando muy cerca del novillo, tras dos intentos donde éste perdía las manos, fue el prologo perfecto para una faena técnicamente perfecta. Porque con DISPARATE cuidó cada movimiento que realizó, llevando al astado en largo para que aguantara, muy templado y muy despacito y poco a poco fue subiendo el interés de un público que ya pitaba al toro. Hermosinas y galopes de costado, como decimos todo con mucha suavidad y cuidando los movimientos. Y cuando parecía que todo estaba visto, El joven jinete se fue por BACO, salió a la blanca arena camarguesa y se plantó a escasos dos metros del utrero para citarlo, provocarlo y quebrarlo ante el delirio del respetables. Valor y justeza en dos banderillas donde daba toda la ventaja al de Capea para que así tomara la muleta de BACO. Tras los quiebro, galopes templados y como decimos siempre midiendo el tranco del astado. Para el último tercio la buena noticia de la reaparición del maestro PIRATA que volvió rebelde y jocoso como siempre, pero eficaz y brillante, también, Salió saltando al ruedo, como si celebraría sus casi doce meses de inactividad y volvió a dar una muestra de cómo se debe realizar el último tercio. Despacio, mandando, templando y clavando, primero con banderillas cortas y luego con un rejonazo que pusieron en las manos de su jinete las dos orejas de un novillo por el que nadie apostábamos.

Este triunfo alegró a Pablo, pero seguro también lo espoleó para salir en el cuarto a revientacalderas, a no dejarse ganar la pelea ni por su hijo y así dejó un primer rejón de castigo con ALQUIMISTA que arrancó las exclamaciones del respetable por su justeza y riesgo. El toro era medidor, no se terminaba de entregar y venía muy fuerte a la suerte y a pesar de una buena lidia con ALQUIMISTA, llegó muy fuerte a banderillas. Aquí sería JANUCA el encargado de tratar de templar esas brusquedades en la embestida t lo hizo a base de llevarlo pegado, cosido al estribo para que en un momento dado el astado se entregara y comenzase a galopar más continuo. Muy lidiador y listo JANUCA fue la muleta perfecta para meter al toro en la lidia. De cualquier forma, a DALI a punto estuvo también de sorprenderlo en el primer embroque porque se arrancó sin que el caballo estuviera apenas preparado. La veteranía del caballo lo sacó de una situación complicada y a partir de ahí le permitió hacerse dueño de la situación y del escenario poniendo en él muy buenos embroques y banderillas y sobre todo una serie de piruetas que reventaron el tendido. Faena de gran ligazón y emoción que cerró nuevamente NEVADO colocando tres banderillas cortas en el mismo estribo y alargando tercio con un par a dos manos por las tablas aprovechando el escaso terreno que dejaba el astado. Después del teléfono llegó el rejonazo final y dos orejas para el jinete de Estella que ya igualaba así las obtenidas por su hijo en el toro anterior.

El sexto fue un novillo de Carmen Lorenzo, que por su tamaño podía ser un toro. Un astado alto y que no puso nada fácil la labor del joven Hermoso. Arreones violentos fueron la tónica de toda su actuación y podemos decir que solo la templanza del jinete y la experiencia de la cuadra vencieron a un astado que a muchos con más experiencia hubiera puesto en muchos aprietos. Lo paró de salida con BARRABAS, caballo puesto desde potro por el propio Guillermo y que trató de templar lo intemplable. Colocó dos rejones de castigo que tampoco fueron castigo suficiente porque el segundo quedó muy tendido y que hizo que el toro se viniera arriba al final de la lidia. DISPARATE y DONATELLI vencieron las dificultades del astado y pusieron todo su repertorio para que el público se divirtiera y lo consiguieron cuando realizaban hermosinas o piruetas o galopaban de costado. Todo ello en una labor lucida, pero tensa donde el toro no daba ni una sola concesión. Guillermo se iba apoderando de la lidia a base de valor y buena monta, pero sin descuidarse un solo instante porque venía el arreón. Menos mal que para el último tercio tenía la carta de PIRATA, un as en la manga que volvió a ser clave para vencer las malas condiciones de un toro muy venido arriba. Se gustó en las banderillas cortas e incluso se lució con un par a dos manos dejándose llegar al toro al mismo estribo. No iba a ser fácil dejar el rejón de muerte y lo hizo al segundo intento pero necesitó utilizar el descabello. Ovación de despedida a un Guillermo que ciertamente abandonaba exhausto la arena francesa.

Al final padre e hijo a hombros con doble trofeo y reconocimientos finales a ambos en forma de Rejón de Oro para el padre y trofeo conmemorativo por su debut para el hijo.

Categoria: