Felipe Negret revela què reformas propone el sector al reglamento taurino

El colega Luis Felipe Molina en La Patria conversò con don Felipe Negret quien revelò los aspectos fundamentales de los cambios que dese el sector taurino se propone para adecuarlo a la sentencia de la Corte Constitucional que pidiò morigerar algunos aspectos del ritual de la corrida...

Pero hubo tiempo para hablar de libertad, de respeto a nuestras tradiciones y esa manìa de gobiernos populistas por enarbolar la bandera del prohibicionismo ante la falta de ideas..

¿Por qué y para qué buscan cambiar el reglamento?

Con esta regulación lo que se busca es darle cumplimiento a la sentencia de la Corte Constitucional, de febrero de este año, que reitera una orden aplazada por el Congreso en la sentencia C-666 del 2010, en la que la Corte exhortaba al Congreso y ya lo hace en términos apremiantes y también terminales.

Dice que debe construirse una regulación que contribuya a aminorar el dolor y las conductas que lo infringen sobre el animal y lo estamos mirando nosotros porque somos los llamados a hacer esa regulación, que es fundamental, antes de que lo hagan los ignorantes.

Pero, muchos taurinos puristas dicen que no se puede cambiar nada.....

Yo le contesto con una frase de Guillermo Valencia: “Qué importa sacrificar el mundo con tal de pulir un verso”. Aquí es al revés. A los puristas hay que decirles que de pureza, nada. Lo que viene ahora entre el colectivo taurino (aficionados, ganaderos y profesionales) es hacer las reformas que ya tienen fecha de caducidad: febrero del 2019. Si no somos capaces de hacerlas en esta legislatura, muy seguramente los nuevos vientos -con una nueva integración del Congreso y las circunstancias- nos cambian... Y eso está a la vuelta de la esquina.

¿Qué proponen cambiar?

Son cuatro aspectos de la lidia. El primero es la desaparición de la roseta, aunque termina convirtiéndose en un motivo de disgusto porque el ganadero querrá ver representada en el toro su divisa. Colectivamente creemos que es un elemento que puede eliminarse sin que afecte la esencia de la fiesta.

Una disminución de la puya y tendrá que definirse el tamaño y el grosor. También habrá una reducción de los arpones de las banderillas en el mismo sentido del anterior y finalmente la disminución de los tiempos de los avisos. Esperamos que no se vuelva un tema interminable y que no alimente la agonía del animal.

¿Ya está todo definido?

Todo está en el papel y es susceptible de ser mejorado, pero por nosotros. Si lo hacen los otros... Esta semana que comienza lo llevaremos al Congreso a través de la bancada taurina.

¿Cuál es su balance después del regreso de los toros a Bogotá?

Lo más destacable es que la Corporación Taurina de Bogotá contó con un socio extraordinario como Cormanizales. Su ayuda fue fundamental para volver a abrir las puertas de La Santamaría. La temporada de La Libertad fue un éxito y pienso que hemos soportado todo, pues nos atacaron y hubo terrorismo de los antitaurinos con la complacencia de las autoridades, pero no de la policía. Hay que destacar el valor civil que tuvieron los policías en defender la afición taurina que acudió libremente a la plaza. Los encierros y la afición cumplió y la plaza está abierta con todas las dificultades que tiene y que se avizoran, sobre todo con la campaña electoral pronto.

¿Cómo ve el debate en el país sobre la tauromaquia?

A la falta de ideas, el populismo quiere adoptar unas banderas de prohibicionismo. Afortunadamente una ciudad taurina como Manizales saliò a marchar y lo hizo esplendidamete...

¿Qué piensa del proyecto de ley que promueve el gobierno para acabar con las corridas?

La guerra no es contra los taurinos, la guerra es contra la libertad. Lo que está amenazado no es la fiesta brava, sino la libertad, como escoger la profesión u oficio, la vocación empresarial, la libertad del aficionado que decide un domingo si va o no va a los toros. Aquí les prohibieron ir y no ir.

El viceministro [Luis Ernesto Gómez] se tomó muy a pecho sus estudios por Alemania y olvida que en ese país está autorizada la caza deportiva del venado, entonces creo que él tiene un problema con las etnias y quiere erradicar de la faz de la Tierra a la taurina, pero a esto nos vamos a resistir. Él siempre ha dado el debate de espaldas a los taurinos.

Y los debates con el gobierno, ¿cuándo?...
Al viceministro le encantan estos debates desde el oscurantismo.

Categoria: