Entutelan al alcalde de Cartagena por prohibir las corridas,hoy legales en Colombia

El alcalde de Cartagena, Santiago Londoño Zurek decidiò por sì y ante sì prohibir las corridas en flagrante contradicciòn ,oposiciòn a la Ley y la Constituciòn, y extralimitacion en sus precarias funciones pues , de momento, los festejos taurinos gozan de una ley, la 916, y fallos de la Corte que la avalan..

Pero el burgomaestre quien ejerce como encargado se sacò de la manga lo siguiente : “Hay que sentar un precedente y hacer valer los principios de protección animal amparados en la Ley 1774 de 2016, que tipifica como delito punible el maltrato al que son sometidos estos animales”...

Eso no es cierto y usted no nos puede acusar de maltrato impunemente,..

A la manera de Petro, Londoño Zurek afirmò : mientras sea alcalde de Cartagena, en la ciudad no habrá corridas de toros.......

El alcalde puede regular formas, horarios, seguridad pero no prohibir pues la Corte en ese aspecto ha sido clara y contundente......La Corte pidiò morigerqr la fiesta y en eso estamos a la espera de que el Congreso decida pero JAMAS, JAMAS, INSISTO, HA DICHO PROHIBANSE LAS CORRIDAS...

Por eso la UNDETOC y otras organizaciones elevaron acciòn de tutela para garantizar los derechos de los profesionales y hacer respetr las normas legales.

UN POCO DE HISTORIA
Entre 1761 y 1770 el rey Carlos III concedió permiso al gobernador de Cartagena, marqués de Sobremonte, para que se realizaran festejos taurinos. Sin embargo, sólo a finales del siglo pasado se realizaron Las primeras corridas en la ciudad con toreros de algún renombre y cuadrillas organizadas. Y fue en 1894 cuando se levantó el primer circo de toros en la ciudad, inaugurado por José González «Torerín», Quien con su cuadrilla se convirtió en el primer diestro en pisar las arenas del informal coso taurino. Corta fue la historia de la plaza Torerín, y hacia 1905 se construyó otra más confortable bajo la dirección de los prestantes señores cartageneros Julio Filontras y Manuel Martelo Jiménez, inaugurada por los toreros «Gorete» y Ángel García Padilla, quien más tarde cimentó su cartel al viajar a Bogotá y actuar con éxito en las plazas de Chapinero y de San Diego.

Categoria: