En marcha la temporada 2018 en Bogotá

Felipe Negret en nombre de la CORPORACION TAURINA DE BOGOTA firmó el contrato como operador de la temporada del 2018 que consta de 5 corridas de toros, tres novilladas, una picada entre enero y mazo del 2018.

“Con la vuelta de los toros a Bogotá se restituyen los derechos de los aficionados a los toros. Los toros vuelven a formar parte de la actividad cultural de los bogotanos”.

Asimismo, el Dr Negret agregó que las corridas de toros son una de las actividades más rentables para la administración distrital.

“Antes de la prohibición, desde el año 2000 al 2012, la administración capitalina recaudó más de cinco 15 mil millones de pesos por 98 festejos celebrados. Sin embargo, por los seis festejos que se van a celebrar este año, la alcaldía percibirá (más o menos 2.400 millones de pesos).

Los toros es la actividad cultural más rentable para la Administración”.

La reapertura de la Santa María no solamente fue un desafío de los taurinos sino que sirvió también para recuperar la libertad que nos habían arrebatado de forma arbitraria. Lo advertí siempre, que los antis no se iban a quedar con los brazos cruzados. Por eso arremetieron con un acto terrorista el día de la reapertura contra gente indefensa, a un colectivo, con la complacencia de las autoridades, dijo.

LA ADECUACION DE LA FIESTA

El Dr Negret no se duerme en los laureles y con el contrato en el bolsillo para la temporada del 2018 sigue con la vista puesta en las necesarias reformas al reglamento taurino para adecuarlo a los nuevos tiempo sin que el espíritu del ceremonial taurino se estropee.

Hay algunas iniciativas en el Congreso de grupos antitaurinos ahuspiciados por algunos políticos que se quedaron sin discurso y creen que abrigar esta causa les va a dar votos. Las vamos a derrotar. No hay animal en el mundo más desagradecido que un antitaurino. Ahora estamos estamos a la espera de que la Corte Constitucional resuelva dos nulidades. Una de ellas es respecto a una consulta popular y otra hace frente al exhorto de la Corte, que en febrero de 2017 recordó al Congreso que era necesario regular el tema del maltrato animal. Fue clara al respecto; si no se se regula el tema del maltrato animal quedarán suspendidas las actividades en las que hay animales implicados, los toros, los gallos, las corralejas o el coleo, por ejemplo.

Hay una iniciativa legislativa. Es un proyecto muy corto y muy condensado para regular los espectáculos taurinos. Las nuevas conductas van a contribuir a la aminoración del dolor en el toro y para que no se hable más de maltrato.

Se trata de adecuar la fiesta a ese requerimiento y a los nuevos tiempos. No habrá regulación que sirva frente a los intolerantes, pero sí lo intentaremos con la Corte. El Congreso tiene una asignatura pendiente. Y no

Categoria: