El pintor y grabador José Luis Cuevas, fallecido en México y su relación con los toros

José Luis Cuevas, uno de los artistas plásticos más controvertidos de México, murió en la capital del país.

A Cuevas se le consideraba el pilar de la llamada "Generación de la Ruptura", un movimiento de artistas que surgió en los años 50 para rechazar el estilo predominante en Escuela Mexicana de Pintura.

Los opositores no estaban de acuerdo con la temática revolucionaria y nacionalista que se plasmaba en cuadros y murales de artistas como Diego Rivera o David Alfaro Siqueiros.

José Luis Cuevas fue uno de los más críticos e incluso sostuvo una sonada polémica con Siqueiros, publicada en diarios de esos años donde a sus señalamientos se le llamó "La cortina de nopal".
Fue entonces que se le llamó también "El infante terrible", una forma de definir su talante provocador según recuerdan algunos como José Carreño Carlón, director del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Heriberto Murrieta nos deja una pincelada de ese amor por la tauromaquia del gran artista mexicano y universal..

En 1994 me acerqué a José Luis Cuevas. De buenas a primeras me vi dentro de su casa de San Ángel. Me recibió José Luis, carismático y afable, la muñeca derecha circundada por pulseras de cuero. Lo entrevisté para el noticiero 24 Horas y, conociendo su afición a los toros, le pedí que escribiera un texto para mi nuevo libro, Tauromaquia Mexicana, Imagen y Pensamiento, ilustrado con fotografías de Sergio Rivero, artista audaz con visión fresca del arte del toreo. En la publicación de marras también escribirían nada menos que Juan José Arreola, Raúl Anguiano, Alí Chumacero y Carlos Prieto. Cuevas aceptó de inmediato.

El artículo de José Luis fue para mí toda una revelación porque descubrí que asistía a los toros con regularidad, vivió de cerca la tragedia de Alberto Balderas en El Toreo de la Condesa, copiaba dibujos de famosos ilustradores taurinos españoles, devoraba cuanto libro taurómaco llegaba a sus manos y admiraba la película Torero de Carlos Velo que, según Cuevas, detestaba las corridas. Además, contó que fue torero por un día, en los años 50 del siglo pasado:

José Luis Cuevas, uno de los artistas plásticos más controvertidos de México, murió en la capital del país.

Hasta el momento no se conocen las causas del fallecimiento, aunque desde el año pasado se encontraba enfermo.

Categoria: