El ganado que se lidie será la clave de la Feria del Señor de los Milagros

La feria de Acho está a la vuelta de la esquina. Es una de las paradas obligadas del calendario americano.

El colega Pablo Gomez de Barbieri apunta a la importancia del toro, a lo que se va a lidiar en la bicentenaria plaza del Rimac lo que condicionará el buen suceso del certamen ferial limeño.

Lo que determina en mayor medida el éxito de una corrida es el ganado que se lidia; su trapío, raza, bravura y juego son cruciales. No es difícil percibirlo ni hay que ser entendido para comprenderlo. Pero a pesar de ello, el aficionado medio se fija más en los diestros que en los cornúpetas. El veterano ganadero Samuel Flores cuenta que su tío abuelo, de quien él heredó la vacada, comentaba −en broma− que los taurinos son mentirosos; dicen “voy a los toros”, pero si se les pregunta qué astados verán, solo pueden mencionar a los toreros, no los toros; ni la ganadería, ni su procedencia o características; “no van, pues, a los toros” –le dijo− “van a los toreros”. Algo parecido sucede en Lima.

−Toros españoles−

Vendrán tres corridas españolas para Acho este año. De García Jiménez (para la última corrida), de Daniel Ruiz (para la primera) y de Puerto de San Lorenzo (la cuarta). No debe perderse de vista que deberán tener edad y trapío; y sobre todo, ser astifinos y con los pitones intactos. Acho no puede maltratarse con toros inaparentes, solo porque sean españoles.

El esfuerzo de la empresa es destacable. Su importación es cada vez más costosa, pero indispensable; el exitoso resultado artístico de las últimas ferias lo confirma. En el Perú hay pocas ganaderías dispuestas y preparadas para lidiar en Acho. De México no se puede importar y la mayor parte de Saltillo mexicano −encaste mayoritario allí− tiene poca raza. Senasa tampoco lo permite de Colombia o Ecuador; no son países libres de aftosa.

A los laboriosos exámenes veterinarios que Senasa exige para los astados españoles hay que sumar el incremento de más de 100% en el flete aéreo, respecto a 2016. Esos exámenes implican un manoseo excesivo de los toros −meterlos y sacarlos de una manga y corrales−, afectándolos negativamente; el toro de lidia no es un animal doméstico, es una fiera. Muchos ganaderos españoles se oponen a ese trajín.

−García Jiménez−

De encaste Parladé Domecq, vía Juan Pedro. En 2016, aunque de pobre trapío, dieron buen juego en Acho. Este año, en Europa, han salido buenos toros, como al que Andrés le cortó las orejas en Beziers hace quince días, junto a otros bajos de raza, como el que Ponce lidió esa misma tarde. Dentro de la tónica de su encaste comercial y para lucimiento de los diestros, su perspectiva para Acho es buena.

−Daniel Ruiz−

Parladé Domecq, vía Jandilla. En 2015 lidió en Acho; tuvieron raza y clase; aportaron emoción y metieron la cara, con recorrido en la muleta. Pero su trapío dejó mucho que desear y sus pitones, muy sospechosos.

Se le critica a D. Ruiz; ofrecerlos con trapío y finalmente entregarlos sin él. La empresa deberá ser muy puntillosa.

−Puerto de San Lorenzo−

Encaste Atanasio – Lisardo; proviene de Domecq, pero de hace 50 años, desarrollados en Salamanca. Un encaste diferente generará interés en la afición. De volumen y aspecto imponente. Es buena ganadería, pero 2017 no ha sido un buen año; en algunas corridas, como la de Andrés en Bilbao, la semana antepasada, con pezuñas enormes, lo que les restó movilidad. La empresa deberá ocuparse de que lleguen en condiciones óptimas.

−Toros Nacionales−

Los de La Viña, de Aníbal Vásquez, para la segunda y los de Santa Rosa, de Alfredo Galdós para la tercera. Ambas, de encaste Parladé Domecq. Sus hechuras son inmejorables y su procedencia presagia buen juego; ojalá no nos equivoquemos. A dos meses de su lidia, su presencia muestra que podrán llegar a Acho con trapío suficiente.

De la gestión de la empresa con los toros y del trapío −¡tan importante!− y juego de los mismos, dependerá el éxito de la feria.

LIMA MIRA MÁS A LOS TOREROS

No debe perderse de vista a los toros

Algo similar a lo que contaba Samuel Flores de lo que decía su tío abuelo, ha sucedido al anunciarse la próxima feria del Señor de los Milagros. Algunos cuestionan que en 2016 se presentaran cinco figuras en Acho, Ponce, El Juli, Manzanares, Morante, Talavante y López Simón y los dos diestros nacionales, Andrés Roca Rey (que fue quien realmente llenó la plaza en sus dos corridas) y Joaquín Galdós; pero que este año solo se anuncian tres, Ponce, Manzanares (cuya presencia depende de la evolución de su reciente operación a la columna) y Castella, junto a Andrés (en dos corridas) y Joaquín. Sin embargo, poco o nada se ha oído comentar del ganado.

Categoria: