El espectáculo del Bombero Torero se cortò la coleta y la ùltima funciòn con llenazo

La nostalgia nos invadiò a todos..Nos formamos en aficiòn con esos maravillosos hacedores de risas con sus sanas ocurrencias. La plaza de Almodovar del Campo registrò un entradòn para poner broche a una historia surcada de sucesos en Amèrica y en Europa...

El Bombero Torero que circulò su espectàculo pro el mundo, llenò de alegrìa a varias generaciones, no va màs....

91 años a cuestas pesan mucho y se optò por una retirada a tiempo....

En Almodovar del Campo se cumpliò el ùltimo festejo de este fenomenal grupo y como siempre el coso cuando estos còmicos hacen del arte del toreo un acontecimiento, la nostalgia, la tristeza y el buen humor se hermanaron.....

La figura cómica nació basándose en los gags cómicos de Chaplin y contó con los enanitos del circo Price para el show. Su espectáculo incruento se extendió a plazas de toda España, Latinoamérica e incluso China. Con el bombero torero debutaron como novilleros figuras como Antoñete, Espartaco o El Soro.

El último paseíllo del bombero torero. Este personaje cómico se despidiò de los ruedos tras 89 años haciendo reír a niños y mayores. "Es un personaje que ya no tiene una continuidad. Es heredado y dinástico y no hay nadie que lo prosiga", explica Rafael Celis, bombero torero.

Sin relevo, Rafael es el último de tres generaciones de toreo cómico. Su espectáculo nació en la época del cine mudo, y se basa en el humor visual, lleno de gags con caídas, carreras y revolcones en la arena.

De la mano de los diferentes bomberos, debutaron como novilleros en los intermedios del show figuras míticas del toreo. "Con mi abuelo Antoñete, Espartaco y ya de los que ahora están en activo por ejemplo ha pasado por aquí 'El Juli'", indica Celis.

Desde el año 1953 al bombero torero se le une una cuadrilla de, como a ellos les gusta llamarse 'enanitos toreros'. "No nos puede molestar en ningún momento porque es nuestra identificación", señala María García, enanita torera.

Unos artistas que reclaman su derecho a torear y a formar parte de estos espectáculos. "Se siente mucha emoción y la verdad que se siente el ser artista", dice García. "Yo no me siento humillado, por salir ahí a hacer reír a la gente, forma parte de mi vida, de mi trabajo, de mi forma de ser", declara Zarzuela.

Rodeados de medios de comunicación, como auténticas estrellas, han descubierto una placa conmemorativa. Después han hecho lo que mejor saben hacer: provocar carcajadas.

Categoria: