El dramático caso de Escribano.El peligro de no contar con especialistas

Manuel Escribano tuvo que ser intervenido de nuevo a su llegada a la clínica Santa Cristina de Albacete, a la que había sido trasladado en UVI móvil después de ser herido en la plaza de la localidad conquense de Belmonte por un toro de Las Monjas. Según señala el parte firmado por el doctor González Masegosa, el torero presentaba “herida perianal derecha suturada y con drenaje de ‘penrose’ que sale por incisión”. El mismo facultativo refiere “varias heridas en la cara suturadas”. González Masegosa, en el mismo documento, refiere que “al explorar la zona perianal y hacer presión en zona de región inguinal se comprueba salida de sangre por drenaje de penrose, motivo por el que se decide reintervención de urgencias”.

“Con anestesia general –prosigue el mismo parte- se procede a retirada de puntos y drenaje”. Pero el médico advierte que “al realizar exploración se observa arteria muscular con hemorragia activa que se liga y trayectoria de 15 cm. con dirección a región inguinal que produce rotura de la musculatura abductora”. Esos daños, concluye el parte firmado por González Masegosa que calificó el percance como “grave” fueron reparados realizando “ampliación de la herida, ‘Fridreich’ de herida, lavado de herida, reconstrucción muscular y colocación de drenaje de ‘penrose’”.

Escribano alternaba con Emilio Huertas y El Gallo en la lidia de reses de Las Monjas. Después del percance, el torero se mostraba tranquilo, incluso sonriente, y tranquilizando a los suyos ante la impresión de encontrarse ante un percance de máxima gravedad. Su traslado en la UVI móvil obligó a interrumpir el desarrollo del festejo, que quedó en mano a mano entre Huertas y El Gallo, en espera de la llegada de una nueva ambulancia.

HABLA SU APODERADO, EL TATO

En la primera intervención en la UVI móvil de la plaza restaron importancia a la herida, pero su apoderado, Raúl Gracia «El Tato», apreció rápidamente la gravedad del percance y decidió trasladar al torero a la clínica Santa Cristina de Albacete. No falló El Tato: Escribano sufría una grave cornada.

Así rezaba el parte médico: «Presenta herida perianal derecha suturada y con drenaje de penrose que sale por incisión. Varias heridas en la cara suturadas. Al explorar la herida perianal y hacer presión en región inguinal, se comprueba salida de sangre por drenaje de penrose, motivo por el que se decide una reintervención de urgencias. Con anestesia general, se procede a retirada de puntos y drenaje. Al realizar exploración, se observa arteria muscular con hemorragia activa que se liga y trayectoria de 15 centímetros con dirección a región inguinal que produce rotura de la musculatura adductora, de pronóstico grave».

Un día después, y tras ser operado con éxito por el doctor Masegosa, Manuel Escribano hablaba para los compañeros de Carrusel Taurino, en declaraciones recogidas por Mundotoro: «Estoy aquí hoy por El Tato, es la suerte que tenemos los que estamos apoderados por toreros, que rápidamente vio la gravedad del percance. Yo me sentía herido, algo más que la herida»

Y continuó: «En la plaza de Belmonte se trató todo fatal, sucio y mal hecho, mi apoderado tenía claro que de ahí nos teníamos que ir, por eso nos fuimos a la clínica del doctor Masegosa. La tesitura era que no había más ambulancias, si nos trasladaban tenían que parar el festejo y El Tato dijo que si había que parar la corrida se paraba, pero que yo me iba de allí. La corrida se paró 25 minutos hasta que llegó otra ambulancia y yo me fui para Albacete, donde me atendieron perfectamente y me volvieron a abrir todo lo que habían hecho en la plaza, tenía hasta arena de la plaza en la herida. Me habían cerrado la herida como si hubiera sido un corte casero, dejando abierta la puerta a infecciones y graves lesiones musculares».

Además, el equipo de Manuel Escribano ya ha anunciado que «tomaremos cartas en el asunto, a David Mora, con el mismo médico le pasó igual y hay que tomar medidas para que estos equipos médicos no vuelvan a estar en una plaza de toros».

Categoria: