El colofòn de una tarde para el recuerdo en Cañaveralejo

Hay tardes que van mas allá de lo estrictamente taurino y se enmarcan en las historia de una plaza como la de Cañaveralejo que siempre joven acaba de cumplir 60 años de inaugurada y que con el encierro de don Juan Bernardo Caicedo resurgiò de tardes amargas y para olvidar, pues el juego de los toros facilitò que los toreros -Castella, Bolivar y Roca Rey -cortaran 8 orejas y la gente saliera toreando por las calles y se recobrara la confianza en la pertinencia de este rito en Cali que ve toros desde fines del siglo XIX...

Salieron en hombros Bolivar , Roca, el hijo menor del ganadero y saliò media hora antes por un vuelo que tenìa previsto el francès Castella que cortò 4 de las 8 orejas ( dos Roca y dos Bolivar ).....

Se hubieran podido cortar 10 orejas......Pero la espada sentenciò otra cosa...

No cabe duda que don Juan Bernardo ha aportado con su corrida la alegrìa, el buen toreo de los matadores y la reafirmaciòn de la confianza en que como lo dijo el Dr Alfonso Otoya " hay feria taurina en Cañaveralejo para rato"..

Gracias al ganadero, a los toreros, a los hombres de plata, a los picadores.....Y a esa aficiòn que creyò en el sueño.......

Categoria: