El “Bombero Torero” se despide de los ruedos

El espectáculo cómico taurino pone fin a 69 años de historia víctima del olvido después de poner durante muchos años el cartel de “no hay boletas”...

En Bogotá,en tiempos A.........., de pantalón corto, nuestros padres nos llevaban a La Santamaría y disfrutábamos a mares con el espectáculo del "Bombero Torero", del "Empastre", del "chino torero,más tarde con los enanitos toreros, con Superlandia, con "El Indio Veloz" ( el padre de Gitanillo de América lo encarnaba ), ahora con el fabuloso "Tintin"....Ahí nació la afición por los toros que se prolonga en el tiempo para muchos de mi generación...Obviamente por edad no vi al valenciano Rafael Dutrús ", Llapicera " pero todos coinciden en que fue el iniciador de ese toreo , muy serio y de verdad , por otra parte, porque no hay nada más respetable que los cómicos , los bufones, y los payasos...

La parte seria del espectáculo vio nacer a toreros como ‘Antoñete’, Ortega Cano, ‘Espartaco’, ( toreó en Bogotá en una de esas extraordinarias funciones cuando los Lozano llevaban La Santamaría, o Dámaso González que acaba de partir.......

Acabamos de saber que " se cierra el telón" para El Bombero Torero , y es una noticia que nos entristece...Que no haya en los ruedos esos geniales cómicos nos conturba.

El emblemático espectáculo cómico taurino del “Bombero Torero” se despedirá definitivamente de los ruedos el próximo 15 de septiembre en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), y pondrá fin así a 69 años de historia, han informado a Efe fuentes de la empresa del coso ciudadrealeño.

El Bombero Torero, ejemplo del llamado toreo cómico o charlotada, fue fundado por Pablo Celis Cuevas en 1948 con los enanitos del Circo Price, pasándose a llamar “El Bombero Torero y sus Enanitos Toreros”, un mítico espectáculo que atraía a muchísima gente a las plazas de toros, especialmente niños en el que Celis actuaba vestido de bombero, de ahí su nombre.

Se les consideraba también un “apaga fuegos” para las ferias taurinas de toda España, pues en prácticamente todas sus funciones, que solían pasar el centenar cada temporada, se colgaba el cartel de “no hay billetes” en la taquilla. También en México y Latinoamérica, donde gozaba, asimismo, de notable predicamento.

Las funciones atraían a mucha gente, especialmente niños, y colgaba muchas tardes el cartel de “no hay billetes”

Un espectáculo, que, en su parte seria, vio nacer a numerosos toreros, algunos de ellos importantes diestros como Antonio Chenel “Antoñete”, Paco Ojeda, José María Manzanares, Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, José Ortega Cano, Dámaso González y Emilio Muñoz, entre otros.

Pero el paso de los años fue perdiendo vigencia, tanto que en la actualidad este tipo de funciones están prácticamente olvidados. Personajes como Don Tancredo o Rafael Dutrús Llapisera, formaciones como la Banda de El Empastre y el Chino Torero forman parte ya de la historia.

Categoria: