De Justo, de las sombras a la claridad.En hombros con Bautista en Valladolid

La corrida de "El Pilar" en Valladolid fue dulce ( excepciòn del sexto, mansòn que pegaba arreones y la cara a media altura reservándose lanzar el gañafòn ) , se dejò mucho con un toro excepcional, "Mirabajo" el màs pesado ( 573 kilos ) del encierro porque el quinto se caía como un merengue y ese sobrero de capa negro fue excepcional por hechuras, embestida, cara abajo, acometida, bravura que supo aquilatar Emilio de Justo que pasò unos años por el desierto,se fue para la provincia colombiana y Francia acaba de "resucitarlo" pues el extremeño jamàs bajò la guardia y, como decìa el maestro Antoñete " el banquillo no lo pudriò sino que lo curtiò ". Ahora España esta redescubriendo un gran torero.

!!Como està toreando Emilio!!!. Ya lo atisbò en Lenguazaque, en Tuta , en UNE con aquel toro de Vista Hermosa que cuajò. En su primero me queda en la memoria un bello lance a pie junto a la verònica , ese mentòn en el esternón, el cuerpo mecido y ese " no se què" de los momentos que vale la pena guardar en el corazòn. Estuvo sembrado en las tandas por ambos pitones, dàndole los espacios al toro y especialmente la despaciosidad y el temple. ( una oreja ). Lo gran vino en ese quinto bis porque se desataron los duendes, surgiò la armonìa con ese toro con fijeza y franca embestida, seria , noble, con transmisiòn. Fue al caballo, derribò al piquero y ahí estaba el genio y la bravura del monosabio Luis Cedillo para arropar al caballo y al picador en un gesto de hombría que la plaza agradeciò. Ya con el toro, De Justo con esos remates a la hombrera contraria, las trincherillas, ese adelantar la pierna contraria, citar, embarcar, dejar llegar a su jurisdicciòn al toro y formar esa media luna imaginaria detrás de la cadera. La ligazòn, la planta firme y una estocada de ejecuciòn superior. El toro vendiò cara su muerte, no cayò de inmediato , Emilio no se desesperò y al primer golpe de descabello se derrumbò "Mirabajo". Las dos orejas pero la mancha es que el presidente no tuvo la sensibilidad de sacar el pañuelo azul para la vuelta al ruedo que se trocò con las mulillas en volandas por una ovaciòn de gala.

JUAN BAUTISTA

Muy bien el francès en sus dos. Tècnicamente perfecto ,su tauromaquia le permite usar las mejores armas con el primero, montadito que le costaba humillar. Faltito de fuerza. Era preciso llevar perfectamente colocada la muleta para que no se viniera abajo el toro. Una oreja. El cuarto también con la fuerza justa era menester no obligarle, pulsear la muleta, templar y mucha suavidad. Otra oreja.

LOPEZ SIMON

Comenzò con estatuarios, un cambio por la espalda. El toro cambia, se va quedando corto, miròn. Unas bernadinas ajustadas. Pincha y entera. Oreja. Con el sexto, el menos apetecible de la corrida estuvo correcto el de Barajas pero no habìa mimbre para hace un cesto y la tarde era mas plomiza que otra cosa.

!!!Que bonito y bien torea usted, don Emilio de Justo!!!!. Enhorabuena.

RESUMEN

Juan Bautista, oreja y oreja;

Emilio de Justo, oreja y dos orejas;

López Simón, oreja y ovación con saludos tras leve petición.

Entrada: Dos tercios de plaza.

Categoria: