Corrida excepcional del Torreòn con un exquisito Curro Diaz en Almeria

Coloraos, castaños y negros de capa del “Torreòn” del maestro Cèsar Rincòn dieron en conjunto un gran juego en Almeria con una terna en la que destacó Curro Diaz que salió en hombros con tres orejas.
Esos mantones de Manila adornando el antepecho de los palcos que recuerda aquella canción de la “Verbena de la Paloma “:

“”””””¿Dónde vas con mantón de Manila?
¿Dónde vas con vestido chinés?
A lucirme y a ver la verbena,
y a meterme en la cama después.
¿Y por qué no has venido conmigo
cuando tanto te lo supliqué?
Porque voy a gastarme en botica
lo que me has hecho tú padecer……”

La costumbre de los Mantones de Manila nace del hecho de que el último nivel está decorado con unas preciosas rejillas pero que las señoras colgaban sus mantones sobre las barandillas por pudor para asegurar que no se viera nada que no se debiera.

Bueno pues en esa plaza en el corazón de Almeria con 130 años de historia, el maestro colombiano Cèsar Rincòn echò este miércoles una seria corrida, en presentación y juego , varios toros aplaudidos en el arrastre, dos que fueron con enjundia al caballo y los seis con opciones para una terna en la que con el mexicano Joselito Adame el almeriense Ruiz Manuel que culminò una etapa en su carrera de 23 años de matador de toros, destacò Curro Diaz que cortò tres orejas y salió en hombros del coso que se construyó entre 1887 y 1888, y en sólo once meses, con 300 trabajadores y artesanos.

El primer toro del maestro bogotano con una inmensa calidad, bondad , fijo en los engaños y bravo era demasiado “ caramelo” para Ruiz Manuel que torea poco y su labor aunque digna con momentos de buen toreo no conjuntò la obra con el suave embestir del toro que si bien era blando como un merengue tenía una clase excepcional para encumbrarse. Pinchò y saludo desde el tercio. Un dulce no amarga a nadie suele decirse pero esta vez “ “Trajeado” fue superior en el ruedo.

El cuarto fue mas complejo con muchas teclas por tocar y el almeriense no encontró el camino para entender a “Esencial” pues el torero se perdió y el toro se fue sin ser toreado.

El torero local fue premiado con ovaciones desde el tercio y mucho cariño por parte de sus paisanos.

CURRO DIAZ

Momento brillante del linarense. Torea con la yema de los dedos cogiendo los engaños, està seguro con la espada y exhibe sin pudor pero con categoría ese saber estar en la plaza, la construcción del muletazo con el cuerpo, la cintura como compañera de viaje de la estètica, con suavidad en el trazo, dando como un violinista consumado los “ tempos” tan necesarios en el toreo para que se produzca la armonía como sustento de la faena.

Esos pases de pecho los de la firma, las trincherillas, el llevar largo por ambos pitones a los dos toros, engancharlo adelante y traerlo detràs de la cintura cuando es menester o como en el primero, con la pañosa retrasada. Pinceladas de belleza que generan esa intima emoción en el aficionado. Las tres orejas son el fiel reflejo de su gran quehacer.

JOSELITO ADAME

Reposado, seguro , mas en la onda de su hermano Luis David que torea por momentos como los ángeles. Joselito estuvo mas en la tònica de su hermano menor con ese primero que empujò en el caballo. El toro iba largo y los forzados de pecho resultaron encomiables.. Pincha y pierde la oreja.

En el sexto, el mexicano estuvo màs en batallador con el toro que tenía mucho por descubrir de la corrida, demostrando que tiene oficio a raudales. En la faena se le vio pegar el toque fuerte , abajo y ligò los naturales con el forzado.

Corrida del Torreòn con un notable que pone en evidencia lo buen ganadero que es el maestro que como torero nos regalò ese conocimiento del toro de lidia, que conoce el oficio y que es capaz de llevar un encierro de maravilla ante esa afición almeriense que lamentablemente solo copò un tercio del aforo en tan hermoso y coqueto escenario con màs de un centenar de años de historia

Categoria: