Bayona. Galdòs, el otro peruano

La corrida de este sàbado en la feria del Atlantico de Bayona fue una exhibiciòn de seis jóvenes toreros que hacen parte de esa necesaria generaciòn de recambio. Fue una jornada marcada por la cornada a Thomas Joubert que torea poquìsimo y se puso en evidencia lo bisoño que estaba mal colocado con un toro que apretaba hacia los adentros y èl no entendiò que no era el lugar adecuado. La cornada fue terrible. Joubert sustituìa a Juan Leal pues no se repone de una grave cornada.

El encierro del francès Robert Magrè bien presentado pero todos con màs de 5 años ( lo que llamamos una corrida vieja, enterados y complejos aunque hubo un par que se dejaron mucho ), con toreros que buscan su sitio en el mundo. Pablo Aguado, por ejemplo, tomò la alternativa a fines del 2017 en Sevilla y apenas , desde entonces, solo ha toreado dos veces. Tomas Campos solo toreò en cinco ocasiones el año pasado....Así es muy difícil y, reitero, eso se notò esta tarde de verano.

El mexicano Flores toreò dos toros ( uno por la cornada de Joubert y el segundo). Se le nota placeado pero no ese torero seguro, solvente que vi el 12 de diciembre en la monumental de Mèxico en el festejo pro damnificados del terremoto en el que estuvo superior. No es que hoy haya esto mal. Es que el toro, aplaudido en el arrastre merecía mucho mas y con la capacidad que tiene el " manito " no hubo tal. Cortò una oreja del segundo.

Insisto en que este tipo de corridas màs que cinqueñas no se le puede echar a jóvenes valores que queremos promover, aupar y arropar.

Lo grande vino con el quinto, el toro de Galdòs. Rematò la serie de verònicas con una media con mucha personalidad y desde que le vi en Pu,ente Piedra de novillero me gustaron sus formas ( es distinto a su encumbrado paisano Roca pero necesario por esa urgente variedad que es preciso tener en el cuadro de matadores. El toro empujò en el caballo. Y cuenta con ese "pellizco" que lo hace apetecible a los ojos de los aficionados. Solo en una naciòn como el Perù, la de Cèsar Vallejo , Vargas Llosa y Chabuca que escribiò:

" Extrañaré la rumia de mis sueños
y la dulce molienda
y la esperanza
ese constante hacer un alguien de algo
ese afán de castilos en el aire
Extrañaré la rumia de mis sueños
y la dulce molienda
y la esperanza:::", digo, esa naciòn peruana es capaz de darnos en el toreo dos artistas singulares, Roca Rey y Joaquin Galdòs, tan americanos, tan limeños, tan diferentes,tan buenos.,

Galdòs comenzò inteligentemente la faena doblándose elegantemente con el astado , haciéndose a sus embestidas. El toro repetía y tuvo un exquisito pitòn derecho que supo aquilatar el limeño. Los remates de las series a la hombrera contraria tuvieron empaque. El izquierdo no tuvo la misma largueza que el derecho pero estuvo animoso en dos tandas por el izquierdo. Dos molinetes de rodillas, un pase cambiado, una trincherilla y un estocadòn de libro. Clamor en la plaza, una oreja, la solicitud enardecida de dos que se trocò esa segunda por una sonora segunda vuelta al ruedo y el tradicional """"!!!!!uhhhhhhhhhh!!!!" al palco.....

RESUMEN

Thomas Joubert, herido muy grave

Sergio Flores, oreja.

Tomás Campos, oreja.

Francisco José Espada, oreja

Joaquín Galdós, oreja con dos vueltas al ruedo

Pablo Aguado, ovación

Categoria: