Apoderamientos. Roca, no ; Morante, sì

Las relaciones del mentor con el torero no son siempre un dulce viaje, hay tormentas, ciclones, vientos fuertes, se rompen con acritud, se revisten de palabras aparentemente bellas pero dejan heridas y a veces el desacuerdo es tal que se ponen en evidencia esas tensiones internas que las más de las veces no llegan al aficionado de tendido.

Morante dice al final del año termina su relación con don Manolo Lozano y Roca Rey no tiene planes de cambiar a Josè Antonio Campuzano.

MORANTE

Morante de La Puebla valora el tiempo que lleva con el que describe como el último romántico del toreo, Manolo Lozano, el verso libre de esa casa de empresarios, apoderados y ganaderos pero anuncia en ABC que “a final de año termina “ Y dice que “ he aprendido mucho con èl, es un gran aficionado y un taurino como no quedan, muy romántico pero al final del año el apoderamiento acaba “.
He conversado con don Manuel y lucido està y la chispeante conversaciones de siempre matizada con historias, anécdotas. Le veo, eso sì, más cansado físicamente, le cuesta meterse en los burladeros: “Son estrechos y me maltratan”, rezonga. Tiene palabras para homenajear a Morante y decir que la gracia y la torería es el de La Puebla que acaba de pedir en otra de sus peticiones (cuando anunció su retiro temporal el año pasado, dijo que salìa un toro excesivo para la concepción de SU toreo); ahora dice que los veterinarios no deben meterse en la morfología y trapio de los toros y que esas decisiones debe tomarla el presidente de la corrida que es que da la cara. Y anuncia que quiere hacer una plaza portàtil cuadrada en La Puebla, su tierra. Una plaza de quita y pon.
Deja una de esas frases maravillosas que solo un torero tan comprometido con su arte puede dar, aunque parezca una simpleza : el toreo no tiene explicación, es un sentimiento.

ROCA REY
El peruano sale al paso de los rumores (el toreo està plagado estos dìas de fin de temporada europea de ellos y del màs diverso tipo y color) de que pone fin a su relación con el maestro Josè Antonio Campuzano que lo descubrió, que ha perfeccionado las cualidades innatas que atesora el limeño. “No entra en mis planes cambiar de apoderado”, afirma en El Mundo.
Y desliza que para èl serìa un sueño torear un mano a a mano con Josè Tomàs en Barcelona, (el toreo està vetado por decisiòn política del independentismo catalán).

Antonio Lorca fue muy duro con el peruano y dijo que Roca serà figura pero no mandarà en el toreo salvo que cambie de rumbo y toree todos los encastes. En la rèplica, sin mencionar al periodista, dijo : “ Creo que las figuras se abren a torear distintos encastes como Atanasio, Nuñez, Domecq, Santa Coloma”.

Categoria: