Abriràn licitación para la temporada taurina en Bogotà 2019

El Distrito a travès del Instituto de Recreaciòn de Deportes prepara la LICITACIÒN para el operador de la temporada taurina 2019 en la plaza De Santamarìa.

El Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), segùn El Espectador ,afina detalles para poner en marcha la licitación, que busca seleccionar una firma para que se encargue, entre enero y marzo de 2019, de organizar cinco corridas de toros y una novillada. A esta se sumarían dos novilladas sin picadofes, que aún están en estudio y que se realizarían en el marco del Festival de Verano, en agosto próximo.

Aunque no se conoce el monto del contrato y se están definiendo las condiciones logísticas, técnicas y financieras que exigirán a los oferentes, la administración tiene claro que antes de octubre ya se conocerá el organizador.

“Debemos cumplir la ley y las sentencias frente al tema. Nos toca acogernos al mandato de la Corte Constitucional. Estamos en la elaboración de pliegos y de los términos de referencia. Esperamos que, a más tardar, en dos semanas estén listos para que los oferentes puedan consultarlos y participar. Si todo sale como está previsto, a finales de octubre tendríamos un adjudicatario”, explicó Iván González, subdirector de Parques del IDRD.

Uno de los datos que resta por definir es el monto que le pagará el ganador al Distrito. Todo apunta a que será el mismo esquema en el que la cifra quedará atada al recaudo por boletería, mediante el cual este año la administración alcanzó a recibir $1.445 millones que se destinaron a parques públicos.

El ganadero Juan Bernardo Caicedo, de la Corporación Taurina de Bogotá, se declaró a la espera de conocer en detalle los términos para participar en el proceso. Sin embargo, se abstuvo de dar declaraciones al “no ser un momento conveniente, ni prudente”.

Pese a que todo parece estar claro, hasta hace menos de un mes el ambiente era de incertidumbre e indecisión. La razón era otro fallo de la Corte Constitucional, que le había dado un plazo de dos años al Congreso para que legislara sobre la tauromaquia y le advertía que, en caso de no adoptar directrices al respecto, se asumiría que las corridas, novilladas, corralejas, becerradas y riñas de gallos quedarían prohibidas en Colombia a partir de 2019, por ser consideradas maltrato animal.

Sin embargo, el pasado 22 de agosto se conoció que el alto tribunal anuló su propio fallo y, al resolver peticiones de nulidad, reivindicó que sólo el Congreso tiene la competencia para prohibir o no las corridas de toros y que para ello no requiere de un plazo perentorio. De paso, ratificó otra sentencia de 2010, en la que condicionó la realización de espectáculos taurinos a aquellos lugares donde tenga arraigo cultural. De esta manera se despejó el camino y nuevamente revivieron las corridas.

Categoria: